Colchas Patchwork

Las colchas de patchwork alegran cualquier dormitorio. Se hacen utilizando retales de distintas telas y suelen ser muy coloridas. La verdad es que utilizando una colcha de patchwork, poca decoración más necesitas en tu habitación, ya que agregan colores a tus espacios con sus estampados.

Más abajo te explico cómo hacer una colcha de patchwork, aunque si bien es cierto, no a todos se nos dan muy bien este tipo de manualidades. Por eso, si este es tu caso, puedes comprar una colcha de patchwork hecha a mano.

Colchas de Patchwork Hechas a Mano

Más Colchas Patchwork para agregar color a tu dormitorio

¿Cómo hacer una colcha de patchwork?

¿Te atreves a coser tu propia colcha de patchwork? ¡Bien! Antes que nada debes hacerte con las herramientas y materiales necesarios para ello: retales de tela, el relleno, tijeras o troqueladora para cortar, máquina de coser, alfileres e hilo.

  1. Prepara los retales. Si es tu primera colcha o no tienes mucha experiencia, empieza por lo fácil y utiliza retales cuadrados, como más grandes sean más fácil será. Corta todos lo pedazos que necesites según lo grande que tenga que ser la colcha y recuerda que estos son solo para la parte exterior del cubrecama, la parte interior puede ser una tela lisa ya que tampoco se va a ver.
  2. Una vez tengas los retales preparados, ponlos en el suelo y únelos con alfileres para ver cómo te quedaría la colcha una vez acabada.
  3. Una vez visualizado, cose la colcha por tiras primero. Es decir, ve cosiendo filas por separado y luego las unes.
  4. Cuando ya estén todos los retales unidos y tengas tu pieza, plánchala por la parte de detrás para que las costuras no queden levantadas.
  5. Ahora toca coser nuestra pieza con el relleno de la colcha, ya sea guata, forro polar, etc. y con la parte posterior de la colcha. Uniremos las tres piezas con un bies (una tira de tela).

En este vídeo de youtube puedes ver claramente cómo coser una manta de patchwork.

Decora tu habitación con un cubrecamas de Patchwork

Hoy en día ya no se lleva lo tener un montón de muebles, cuadros y adornos para decorar una estancia. De hecho, se va más hacía el minimalismo: decoramos con lo mínimo. Por eso necesitamos que los pocos elementos decorativos que utilicemos sean muy vistosos.

Con un cubrecamas de patchwork vas a conseguir este efecto. Utiliza una colcha con mucho colorido para agregar colores a tu habitación y que convierta la cama como el elemento central.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad